BUSCAR

SALDEP.es


PATROCINADORES



CONTACTO

SEMED / FEMEDE

Apartado de Correos 1207

31080 Pamplona - (España)

Tfn: 948 267 706 - Fax: 948 171 431

femede@femede.es

Cabcera
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada

EL USO DEL CASCO EN LAS BICICLETAS

Una de cada diez personas posee una bicicleta, que es el vehículo que origina más accidentes por kilómetro exceptuando las motocicletas. Begg informa de un grupo de 848 ciclistas, en el que 57 de ellos sufrieron 62 accidentes (6,7%) que ocasionaron 40 lesiones (4,7%).

Kiburz, en un estudio previo, refiere un 46% de accidentes, definidos en un sentido amplio, entre un grupo de 492 ciclistas con un 9% que requirió hospitalización y un 23% de casos que originaron bajas laborales. En total, la incidencia de lesiones debidas a la bicicleta es de 163 por 100.000 habitantes y el 42% presenta lesiones en la cabeza, el accidente más grave.

La bicicleta es la causa más habitual de lesiones en la cabeza en niños y según diversos autores provoca del 70-90% del total de fallecimientos, así como del 50% de traumatismos de importancia. Únicamente el 20% de estos accidentes actúa en la cabeza pero representan el 70% de las hospitalizaciones. El porcentaje de mayor incidencia de accidentes abarca las edades entre 13 y 16 años y el 40% de los fallecimientos ocurren entre las edades de 3-14 años. En el 90% de las muertes interviene un vehículo a motor y el 50% acaecen en los cruces.

El uso de casco desempeña un importante papel en la reducción del traumatismo en la cabeza, especialmente los cascos homologados por la SNELL (Snell Memorial Foundation), la CSA (Canadian Standards Association) o la ASI (American National Standards)5. En un estudio de Benz se demuestra que en una caída de 1,5 mts ., el uso del caso disminuye 5 veces las fuerzas generadas (de 547-1078 g a 122-229 g). Otro estudio muestra que a 15 K/h el casco disminuye un 90% de la energía aplicada sobre la cabeza. El uso del casco disminuye el llamado Índice de Severidad Lesional de 18 a 3,8; las lesiones importantes de cabeza del 47 al 5,2%, la mortalidad del 60% al 0,9%, la incidencia de traumatismos de cabeza entre el 85 y el 95%; las lesiones cerebrales un 88%, las fracturas de cráneo del 11 al 1 % y las lesiones de partes blandas de la cara del 18 al 5%

Aunque la bibliografía no es siempre concordante, voces autorizadas reflejan claramente los beneficios del uso del casco. Así se describen reducciones entre el 39% y el 90% de los índices de lesiones, disminución del 86% en los casos de pérdida de consciencia, 40% de fallecimientos y del 20% de las lesiones totales. También se ha descrito un factor medio de protección de 3,25 (11% contra el 4% de lesiones de cabeza).

Algunos trabajos muestran que ningún niño que usara el casco presentó lesión craneoencefálica o fallecimiento, como consecuencia de un traumatismo craneal.

Cooke describe un trabajo en el que en Australia el uso del casco reduce ocho veces el riesgo de fallecimiento. También se ha señalado que un ciclista que circule a 25 K/h por una superficie dura, está protegido de lesiones en la cabeza si lleva un casco homologado.

En consecuencia, diversos poderes públicos recomiendan el uso regular del casco para ciclistas de todas las edades.

El acuerdo general sobre el uso obligatorio del casco debe ser mejorado a través de campañas de educación e incidiendo en la legislación. Las campañas de educación y las mediáticas pueden aumentar el uso del casco del 8 al 13% y del 5 al 62%. Los programas han sido más exitosos en las escuelas consiguiendo un 70% de utilización. Otros factores que parecen influir sobre el uso del casco son su costo e influencias culturales. La historia previa de lesiones no parece tener influencia alguna.

Artículos recientes describen diversos aspectos de las campañas realizadas que referenciaban un uso del casco entre el 20 y el 73% de la población. Dos de estas campañas tuvieron resultados límite, del 8-43%, o no tuvieron incidencia final.

Los resultados más positivos se obtuvieron con la legislación que hacía obligatorio el uso del casco, con aumentos del 47 al 90%,

RESUMEN Y CONCLUSIONES

El uso del casco en la bicicleta reduce las lesiones faciales y craneoencefálicas. Las campañas educacionales y la obligatoriedad han aumentado su uso entre niños, adolescentes y adultos aunque parece ser que la legislación es más efectiva. Es importante que el uso obligatorio del casco sea promovido por todos los profesionales de la salud


Editar contenido Salir