BUSCAR

SALDEP.es


PATROCINADORES



CONTACTO

SEMED / FEMEDE

Apartado de Correos 1207

31080 Pamplona - (España)

Tfn: 948 267 706 - Fax: 948 171 431

femede@femede.es

Cabcera
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada
  • Imagen de portada

Declaración del uso de drogas en atletas

El consumo de cualquier sustancia ilegal o prohibida que altere el funcionamiento normal de la mente o del cuerpo con el objetivo de mejorar el rendimiento deportivo constituye una decisión de hacer trampas, arriesgar la propia salud y fomentar las trampas en los demás

Postura de la FDF ante las pruebas sobre drogas

La FDF está en contra de cualquier invasión irracional de la intimidad y cree que las pruebas antidopaje constituyen una intrusión, cuando se realizan sin motivo, en la persona física, que queda representada por una búsqueda irracional. No obstante, la FDF cree que la presión por ganar en los deportes de más alto nivel es motivo de sospecha del uso de drogas en los deportes. Por lo tanto, la FDF apoya los programas de pruebas antidopaje voluntarios, administrados de forma imparcial, aleatorios y no anunciados que se practican según los protocolos, que eliminan la posibilidad de error y protegen los derechos de los atletas y sus entrenadores. La FDF también apoya las pruebas y normas que prohiben los fármacos por diversión o para mejorar el rendimiento, y el alcohol en deportes motorizados, con armas y otros deportes que requieren un control absoluto de las capacidades mentales o físicas para evitar dañar a los espectadores, agentes y otros participantes. Las pruebas farmacológicas son una experiencia potencialmente embarazosa y degradante. Los líderes deportivos deberían encargarse de explicar y demostrar procedimientos a los atletas y exponer de forma adecuada el propósito de ese tipo de programas, que consiste en salvaguardar la integridad del deporte y de aquellos que practican la participación sin drogas. Todos los atletas sometidos a programas de pruebas deberían recibir una información completa sobre los mismos que incluyera, aunque no se limitara a ello, (1) una lista completa de sustancias prohibidas con sus nombres tanto genéricos como comerciales, (2) una descripción detallada de una selección de procedimientos y el protocolo de examen de las sustancias, (3) cualquier procedimiento de apelación disponible para los atletas cuyo resultado sea positivo, (4) una descripción de las penalizaciones que se les puede aplicar con ocasión de una prueba positiva y (5) un número gratuito para el uso de los atletas y sus médicos con el propósito de ofrecer respuestas a las preguntas sobre las sustancias.

Postura de la FDF sobre la rehabilitación y el retorno a la competición

La FDF reconoce la necesidad de contar con programas de rehabilitación de sustancias que estén adecuadamente supervisados y que sean controlados y dirigidos por profesionales certificados, programas personalizados para enfrentarse a la causa y uso específico y al tipo de sustancia. La FDF recopilará y distribuirá una lista de programas de rehabilitación que incluyan a atletas que buscan ayuda con los problemas ocasionados por las drogas. La FDF apoyará la prohibición a largo plazo de competir a cualquier mujer atleta que demuestre que ha consumido HGH o esteroides anabolizantes, si las mejoras en fuerza y cinética debidas al uso de dichas sustancias fueran irreversibles: en ese caso, la restitución podría dar a la atleta una ventaja física. La FDF apoya la restitución de los atletas que no utilizan hormonas masculinas tras un período de penalización durante el que se practican frecuentes pruebas aleatorias y sin avisar, sin resultados positivos.

Los premios de la FDF y las políticas de participación en programas

Las políticas de los programas de premios de la FDF especifican claramente que no se puede elegir a atletas que hayan dado un resultado positivo con sustancias que potencien el rendimiento hasta que hayan demostrado estar libres de sustancias, haberse rehabilitado y haber sido restituidos por sus correspondientes entidades gubernamentales deportivas. No se revocarán los premios de la FDF en el caso de que el receptor de uno de los premios viole estas normas tras la otorgación del premio de la FDF si dicha información se hace pública después. Si se le pregunta a la FDF acera de los galardonados que después han dado resultados positivos con sustancias prohibidas, la FDF debería responder a las preguntas públicas con una declaración que (1) expusiera con claridad su oposición al uso de sustancias; (2) lamentará lo ocurrido; y (3) expresara su preocupación por que la persona en cuestión solicitara asesoría y rehabilitación.

Directrices de la FDF para que los atletas tomen las decisiones "correctas"

Decir "no" al consumo de sustancias que no tengan un uso médico, es decir que aumenten la musculatura, la fuerza, mejoren la capacidad de entrenamiento, la resistencia, hagan perder peso, calmen los nervios, produzcan una sensación de "subida" ante una competición, etc.

En caso de enfermedad o lesión:

a. No tomar sustancias que mejoren el rendimiento e insistir, con el consejo de su médico, en que solo se le receten las cantidades necesarias de ayudas farmacológicas (medicación).

b. Decir "no" ante cualquier sustancia de tratamiento que no esté científicamente validada.

c. Insistir en una descripción detallada por parte de su médico de todos los efectos de una sustancia recomendada o prescrita, incluyendo los efectos que pudiera tener sobre el rendimiento atlético, pero sin limitarse a ellos.

d. Estar seguro de dar a su médico la lista de USIC o NCAA de sustancias prohibidas y de declarar su compromiso de ser un competidor que no utiliza esas sustancias.

Los atletas de éxito son un modelo respetable en nuestra sociedad. Lo que digan o hagan respecto a las sustancias recreativas o las que potencian el rendimiento influirá en las decisiones de los demás. Que diga "sí" cuando se le presente la oportunidad de participar en programas voluntarios de pruebas antidopaje y demuestre su compromiso a favor del deporte sin drogas.

Directrices de la FDF para padres, entrenadores, médicos y entrenadores de potencia

Premisa:
Los jóvenes atletas buscarán agradar a sus padres, preparadores y entrenadores de potencia, y seguir las instrucciones de su médico.

Directrices para un liderazgo "correcto"

Los padres, médicos y entrenadores tienen la responsabilidad de educar a los atletas sobre las implicaciones éticas del uso de sustancias. Consumir cualquier sustancia legal o ilegal que altere el funcionamiento normal de la mente o del cuerpo con el objetivo de mejorar el rendimiento atlético es hacer trampas. Es responsabilidad de cualquier padre, médico o profesor deportivo proteger la salud y el bienestar físico del atleta. Se debería informar a los atletas de todas las sustancias prohibidas y de los peligros de cada una de ellas para la salud. Los padres y entrenadores deberían comprobar detalladamente la reputación de los médicos y líderes deportivos en quienes depositan el bienestar de sus hijos, para asegurarse de que dichas personas:

a. no abogan a favor del consumo de sustancias si no es para uso médico;

b. han demostrado una postura sólida a favor del deporte sin drogas;

c. reconocen la responsabilidad de los atletas y líderes deportivos como modelo para seguir en nuestra sociedad.

Los padres, médicos y líderes deportivos son los responsables de desarrollar el afán de los atletas cuando defienden el uso de sustancias para "ganar a toda costa". Mantener el deporte en perspectiva es una responsabilidad importante.

a. Las reglas hacen el juego. Enseñar a los atletas a comprender la importancia de las reglas para garantizar una competición justa, frente a técnicas que evaden la aplicación o intención de las reglas, tendrá importantes implicaciones para el desarrollo de la actitud de los atletas ante las trampas y las decisiones sobre el consumo de sustancias.

b. Intentar alcanzar los mejores esfuerzos de cada uno es esencial para evaluar el significado de ganar y perder. Perder tras realizar el mayor esfuerzo contra un oponente superior es preferible a ganar haciendo un esfuerzo inferior al posible contra un oponente inferior. El mayor esfuerzo de una persona no se puede determinar si el atleta altera el funcionamiento normal de su mente o de su cuerpo con sustancias legales o ilegales que pretendan mejorar el rendimiento atlético.

c. Dado que utilizar sustancias es un apetito creado por la presión social y hay muchos atletas, en particular mujeres, que han sido educados para agradar a los demás, los padres, médicos y líderes deportivos serán responsables de declarar de manera directa su oposición al consumo de sustancias en los deportes.

d. Los padres, médicos y líderes deportivos influyen en los atletas con su ejemplo. Si ellos utilizan mal sustancias que potencian el rendimiento, independientemente de su legalidad, estarán rechazando cualquier declaración verbal contra el uso de sustancias.

Recomendaciones de distribución – Política de la FDF sobre sustancias y declaración de postura

Obtener un patrocinador de tal manera que se pueda imprimir el documento de políticas/postura de la FDF como folleto que se encuentre disponible si así se solicita en la Oficina Nacional de la FDF como parte de su programa educativo.

Publicar las "Directrices de Liderazgo" de Women’s Sports, Fitness y Women’s Sports Experience.

Pedir a todos los representantes de Consejo Asesor de la FDF que sus respectivas organizaciones distribuyan entre sus miembros y publiquen en sus apartados de comunicación (cartas, revistas, etc.).

Los miembros del Consejo de Directores y del Consejo de Asesoría deberían distribuir dichos folletos en los compromisos de charlas que tengan cuando representen a la FDF.

Seguimiento

El personal del programa educativo preparará una lista de programas de rehabilitación que acepten a los atletas que buscan ayuda para su problema con las drogas como recurso ofrecido por la Fundación.

Uso institucionalizado de las sustancias que potencian el rendimiento

La Fundación del Deporte Femenino realiza un llamamiento a las entidades gubernamentales internacionales de los deportes para que impongan prohibiciones sobre la participación en deportes internacionales de aquellos países en que se haya demostrado el uso institucionalizado de sustancias que potencian el rendimiento. Es responsabilidad de cada entidad gubernamental deportiva internacional contar con un programa de pruebas antidopaje que esté en marcha y sea administrado por una agencia independiente que sea inmune a influencias nacionales, para detectar el uso de sustancias institucionalizadas que potencian el rendimiento en las naciones que sean miembros de dicha agencia. Un programa de pruebas antidopaje de esa naturaleza debe incluir pruebas aleatorias, sin aviso previo, durante todo el año y fuera de las competiciones.

(Manual de políticas de la Fundación para el Deporte Femenino Sección 8.1).
La Fundación para el Deporte Femenino ha concedido su autorización para esta reproducción (Women's Sports Foundation - 1997).
Traducción: STI WORLD, S.L. Servicios de traducción e interpretación.

Editar contenido Salir